Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Otitis en Adultos

Otitis media serosa

La otitis se caracteriza por hipoacusia (sin supuración ni dolor de oído) producida por la presencia de líquido seroso y/o mucoso en la cavidad del oído medio. Generalmente es consecuencia de una alteración de la función de la trompa de Eustaquio por inflamaciones producidas en catarros u obstrucciones producidas por lesiones localizadas en la porción mas posterior de la nariz...etc.  Suele ser mas frecuente en niños que en adultos.

otitis

El líquido puede infectarse produciendo una otitis aguda que se acompaña de dolor intenso y a menudo perforación timpánica y supuración. La obstrucción de la trompa de Eustaquio favorece que la presión en la cavidad timpánica se haga negativa en relación a la ambiental provocando la retracción o introducción progresiva del tímpano en dicha cavidad dificultando la trasmisión del sonido (riesgo de hipoacusia de conducción) y, en casos avanzados, dando lugar a la introducción profunda de la membrana timpanica incluyendo la piel del CAE que la cubre (riesgo de que se forme un colesteatoma en el oído medio), si no se toman las medidas adecuadas para prevenirlo.

otitis
El tratamiento en las fases iniciales es médico o farmacológico, obteniéndose la remisión de la otitis en muchos casos. En aquellos casos de otitis media serosa persistente, que no responde al tratamiento médico, puede ser necesario el drenaje del líquido del oído medio a través del tímpano con la colocación de un tubo de ventilación en el mismo y, cuando el caso lo requiere, el tratamiento asociado de las causas que más a menudo producen la otitis.

mecanico

otitis

Otitis media crónica


Es una inflamación y/o infección persistente o recurrente del oído medio que se caracteriza por supuración de oído, hipoacusia de conducción y perforación timpánica.

Puede ser consecuencia de infecciones de nariz y garganta que producen una inflamación de la trompa de Eustaquio que a su vez produce una inflamación de la mucosa del oído medio y otitis media de repetición. La penetración de piel del conducto auditivo externo en el oído medio (p.e., a través de una perforación timpanica) y su posterior crecimiento erosionando el hueso del oído con el que contacta da lugar a un colesteatoma (lesión benigna pero con capacidad de destruir hueso). El colesteatoma es característico de otra forma clínica tambien frecuente de otitis media de repetición.

 

El tratamiento es esencialmente quirúrgico (aunque puede ir precedido de un tratamiento médico en fases agudas de la enfermedad) y el objetivo prioritario es erradicar la infección, generalmente mediante una timpanoplástia con mastoidectomía (intervención que elimina las lesiones del oído medio incluyendo las de la caja timpánica y las del hueso de la mastoides). El tratamiento de la hipoacusia de conducción es un objetivo secundario a la curación de la otitis media, está relacionado con el tratamiento de sus secuelas a nivel de la membrana timpánica y/o de la cadena de huesecillos o secuelas post-otíticas.  Lo comentamos en un capítulo aparte llamado secuelas post-otíticas.