Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Otitis

La que vemos más frecuentemente es la otitis media. Se trata de una inflamación del oído medio generalmente asociada a la acumulación de líquido. Puede infectarse adquiriendo la forma de una otitis media aguda (siendo caraterísticos la otalgia o dolor de oido, el malestar general e incluso la supuración de oído). También puede no infectarse, adquiriendo entonces la forma de una otitis media serosa (acumulación de líquido en el oido medio con hipoacusia asociada)


Otitis

La otitis media es una de las enfermedades más frecuentes en niños y a su vez la causa más frecuente de hipoacusia en ésta población de pacientes. Dicha hipoacusia es de conducción y suele ser temporal, aunque puede ser intermitente y la persistencia de la otitis lesionar el tímpano, la cadena de huesecillos e incluso dañar el oído interno. La persistencia de hipoacusia de forma continuada o intermitente durante los primeros años de vida puede dificultar la percepción más adecuada de los estímulos auditivos relacionados con el desarrollo del lenguaje.



La enfermedad, en la forma de otitis media serosa, puede cursar sin dolor ni fiebre y pasar desapercibida a menos que se preste atención a los signos que hacen sospechar una hipoacusia: la falta de atención, el aumentar el volumen de la televisión, dificultades para oír como antes pidiendo a menudo que se les repita cualquier mensaje, tocarse los oídos insistentemente...etc.

En tales circunstancias debe consultarse con un pediatra y/o un otorrinolaringólogo quienes instaurarán el tratamiento mas adecuado en cada caso. En casos de otitis media serosa persistentes, que no responden al tratamiento médico, puede ser necesario el drenaje del líquido del oído medio a través del tímpano con la colocación de un tubo de ventilación en el mismo y, cuando el caso lo requiere, el tratamiento asociado de las causas que más a menudo se asocian con la otitis (adenoides o vegetaciones y alergia), siempre según criterio del pediatra y del especialista que tratan al niño.

mecanismo

infeccion