Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Detección, diagnóstico y tratamiento precoz de la sordera en la infancia

La mayor parte de los niños oyen desde el nacimiento y aprenden a hablar imitando las voces familiares y de las personas de su entorno.

 

Pero esto no ocurre con todos los niños. De hecho de 2 a 3 de cada 1000 niños nacen con pérdidas de audición parciales o totales y otros pierden la audición durante sus primeros años de vida. Para que estos niños tengan la posibilidad de poder desarrollar el lenguaje y el habla de la misma forma y al mismo tiempo que niños con audición normal, es imprescindible realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento a los 6 meses de edad.

PPPP

bebe

Existen factores de riesgo de padecer sordera tanto hereditarios como adquiridos que permiten detectarla y tratarla precozmente desde los primeros meses de vida previniendo en lo posible sus efectos y repercusiones. Lamentablemente, la mitad de los niños que nacen con pérdida de audición no presentan factores de riesgo asociados que permitan identificarla y tratarla precozmente, por lo que las repercusiones de su diagnóstico tardío sobre el habla y el lenguaje, pueden dejar secuelas permanentes que afectan al desarrollo cognitivo y al proceso madurativo del niño.    
La importancia del problema de salud que la sordera en la infancia implica ha sido valorada por organismos y sociedades científicas nacionales e internacionales. En 1999 el Pleno del Congreso de los Diputados, mediante una Proposición no de Ley, aprobó la elaboración de un Plan Nacional de Prevención de la Sordera Infantil. Posteriormente el Ministerio de Sanidad aprobó los Programas de Detección Precoz de Hipoacusias en recién nacidos para todas las Comunidades Autónomas, encontrándose actualmente en diferentes fases de implantación. Dichos programas establecen protocolos para identificar y diagnosticar a todos los recién nacidos con sordera e iniciar precozmente el tratamiento más adecuado, lo cual hace muy necesaria la formación de los profesionales implicados en la detección, diagnóstico y tratamiento de la sordera en bebés.    
Tras dedicarnos tanto Belén Lombardero como yo, a la detección e intervención precoz de la hipoacusia en la infancia desde hace más de 20 años, pasando por la fase de la detección de niños de riesgo con sus limitaciones y llegando a la fase actual de la deteccion universal con sus implicaciones diagnósticas y terapeúticas, hemos considerado que en la situación actual es del máximo interés realizar una puesta al día multidisciplinaria sobre la deteccion, diagnóstico y tratamiento de la sordera en bebés y niños pequeños. Este es el motivo por el que propusimos a la Fundación Ramón Areces realizar juntos este Simposio Internacional.
La Fundación Ramón Areces, sensibilizada con este problema de salud infantil, ha contribuido con su cooperación y patrocinio a reunir a un grupo de expertos internacionales que han realizado una puesta al día sobre un tema de tan enorme repercusión sobre el desarrollo y el futuro del niño. El Simposio es una oportunidad excelente para que pediatras, otorrinolaringólogos, enfermeras, audioprotesistas, audiólogos, logopedas, etc., podamos afrontar de forma multidisciplinaria el gran reto que supone la detección, diagnóstico y tratamiento realmente precoz de la sordera en la infancia.
Dada la importancia del problema y la gran repercusión e interés que el Simposio ha generado decidimos, de acuerdo con nuestros ponentes invitados, reproducir su contenido. Esta reproducción contiene los capítulos correspondientes a las conferencias presentadas en el Simposio Internacional sobre Detección Diagnóstico y Tratamiento Precoz de la Sordera en la Infancia. Muchas personas han contribuido a la realización, al éxito del Simposio y a la reproducción de su contenido. La persona que desarrolló la idea e impulsó el proyecto desde su inicio ha sido Belén Lombardero, dedicada a la audiología y especialmente a la audiología infantil y más concretamente a los bebés y niños pequeños. La realización del Simposio y la reproducción de su contenido ha requerido de la colaboración de la Fundación Ramón Areces, que además ha puesto a nuestra disposición sus medios humanos y materiales, por lo que le expresamos nuestro profundo agradecimiento. Sin la excepcional colaboración de nuestros ponentes, expertos mundiales en diferentes áreas de la sordera en la infancia, el Simposio no hubiera tenido el éxito que se le atribuye; fue un privilegio tenerlos con nosotros y deseamos manifestarles nuestro más sincero agradecimiento por el gran esfuerzo que han realizado y por sus excelentes conferencias.

Por último y no por ello menos importante, deseamos resaltar y agradecer la inquietud profesional de todos los compañeros y compañeras, pediatras, otorrinolaringólogos, enfermeras, audioprotesistas, audiólogos, logopedas, etc., que asistieron al Simposio, haciendo posible que se consiguiera el objetivo fundamental del mismo, que fue como lo es ahora a través de la reproducción de las conferencias del mismo, afrontar de forma multidisciplinaria la puesta al día en la detección, diagnostico y tratamiento precoz de la sordera en la infancia.

 

Dr. Antonio Denia Lafuente