Sordera y vértigo
Linkedin de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Slide share de Sordera y vértigo   Facebook de Sordera y vértigo   Twitter de Sordera y vértigo

Detección precoz de la hipoacusia en la infancia

Son motivos de consulta frecuentes:

 

Retraso en el desarrollo del lenguaje.
Defectos en el habla.
Retraso escolar
Falta de atención 

 

Seleccionamos las pruebas audiológicas en relación a la historia y exploración clínicas, edad cronológica y desarrollo psicomotor del niño. Además se valoran otros estudios que el niño pueda requerir (p.e. neuropediátrico).

Ademas de la hipoacusia por otitis media, muy frecuente en niños pequeños, la sordera puede ser congénita (el término congénito implica que la hipoacusia o la sordera están presentes al nacer), pudiendo ser de orígen hereditario, debidas a otros factores presentes dentro del útero (prenatal), o en el momento del parto.

Otras pérdidas de audición se adquieren después del nacimiento, como consecuencia de enfermedades, traumatismos, u otras condiciones que las favorecen como: infecciones del oido (p.e.: otitis media ya mencionada), meningitis, fármacos ototóxicos, parotiditis, sarampión, encefalitis, exposición a ruidos intensos, traumatismos craneales...etc.

Tratamiento

El tratamiento depende de la localización de la lesión que produce la hipoacusia. Si la lesión se localiza en el oído medio (hipoacusia de conducción) las opciones son:

 

  • Tratamiento farmacológico
  • Tratamiento quirúrgico
  • Tratamiento audioprotésico

 

Los tratamientos farmacológico y quirúrgico suelen ser prioritarios en este tipo de hipoacusias resolviendo y/o paliando la mayoría de ellas. Las prótesis auditivas o audífonos constituyen una segunda opción en casos seleccionados no susceptibles de mejorar con los tratamientos previos.

 

Si la lesión se localiza en el oído interno o en el nervio auditivo (hipoacusias neurosensoriales) no tienen tratamiento curativo siendo éste paliativo mediante procedimiendos que facilitan la percepción de los estímulos auditivos que contribuyen al desarrollo del habla y del lenguaje, mejorando de forma radical la evolución y el futuro de niños con este tipo de hipoacusia.

 

Audífonos: se recomienda utilizar audífonos retroauriculares en niños. Como regla general se debe procurar corregir el déficit auditivo en ambos oídos (adaptación binaural), lo cual suele corregir dicho déficit muy satisfactoriamente hasta hipoacusias neurosensoriales de grado severo, y de grado severo-profundo dependiendo de cada caso individual.

 

Implantes cocleares: Están indicados en pacientes con hipoacusias neurosensoriales bilaterales de origen coclear y de grado profundo

sonotone

Incidencia

Según un estudio multicéntrico realizado en España, la incidencia de hipoacusia es de 7,69% en la población de riesgo, lo que equivale a 2,8 por mil nacidos en la población general. La incidencia de hipoacusia bilateral de grado severo a profundo es de 2.13% en la población de riesgo, lo que supone el 0.77 por mil recién nacidos en la población general.

Aunque no existen datos censales en España, dichas cifras coinciden con las de otros países. Así la OMS establece la incidencia de hipoacusia de cualquier grado en 5 de cada mil recién nacidos. Las cifras varían según el grado de hipoacusia: entre el 1-3 por mil para hipoacusias moderadas a profundas y estimándose en un 1 por 1000 la incidencia de hipoacusia profundas en recién nacidos en la población general .

La prevalencia de la hipoacusia en recién nacidos es importante por su repercusión en el lenguaje, es decir, aquella que es permanente, bilateral y moderada, severa o profunda.

 

La CODEPEH (Comisión para la Detección Precoz de la Hipoacusia) recomienda que el diagnóstico definitivo y la intervención se realicen NO MÁS ALLÁ de los seis meses de edad.

 

oscuro2